Ansiedad Anticipatoria

Ansiedad Anticipatoria

¿Sueles preocuparte por cosas que están en el futuro? ¿Te desvelan e inquietan situaciones que ni sabes si van a suceder, pero te preocupas mucho por ellas? Hay un dicho que dice “no sudes la calentura que todavía no te ha dado”. Y si, es muy fácil decirlo, pero a veces muy difícil lograrlo.

Es importante recalcar que la incertidumbre en la vida es inevitable. Es simplemente imposible predecir el futuro y por ende, cuando la ansiedad por eventos futuros te provocan sentimientos negativos de manera constante, es momento de hacer una pausa en el camino, tratar de mitigar esa ansiedad y hacer un esfuerzo consciente para volver a disfrutar el presente. Es posible lograr que tu calidad de vida no se vea afectada negativamente producto de la ansiedad anticipatoria.

La ansiedad anticipatoria puede manifestarse de diferentes maneras: desde un leve estado de nerviosismo pasajero a una sensación de miedo paralizador. Por ejemplo, puedes sentirte:

  • Distraído: en tus quehaceres diarios o en tu trabajo
  • Con falta de concentración  
  • Inestable emocionalmente ya que te resulta difícil manejar tus emociones y mantener un estado de ánimo estable
  • Con dolores físicos (como dolor de cabeza y dolores musculares productos de la tensión)
  • Con un mayor nivel de frustración – especialmente si te sientes incomprendido.

Al sufrir de ansiedad anticipatoria, puedes pasar horas preocupándote por situaciones futuras, imaginando los peores escenarios posibles. Es recomendable que poco a poco identifiques el tipo de situaciones que te generan ansiedad anticipadamente: ¿es alguna reunión de trabajo? ¿es algún evento familiar? ¿tiene que ver con tu relación de pareja o con tus hijos? ¿es producto de alguna fobia a algún objeto o a algún animal? ¿tiene que ver con algún evento que pasó en tu pasado y pensar que ocurra nuevamente te produce terror?

Es importante identificar el tipo de situaciones que te generan ansiedad anticipatoria, para así lograr interrumpir esos pensamientos negativos. De lo contrario, uno puede fácilmente caer en un circulo vicioso de querer conciliar el sueño, pero pasar horas desvelado pensando ansiosamente en alguna situación determinada.

¿Qué le dirías a un amigo que sufre de ansiedad anticipatoria? Esos consejos que le darías, adóptalos para ti mismo.

Lo más importante de todo es recordar que no estás sólo. Puedes conectar con familiares, amigos o personas que comparten muchos de tus sentimientos. Puedes superar las crisis emocionales que te generan la ansiedad anticipatoria y tomar control de tu presente.

Si necesitas apoyo adicional, no dudes en unirte a nuestro programa, puedes encontrar mayor información haciendo “CLICK AQUÍ”

Artículo de verywell.com “Coping With Anticipatory Anxiety” por Lisa Fritscher. Articulo de healthline: Meet Anticipatory Anxiety, The Reason You Worry About Things That Haven’t Happened Yet”. Por Crystal Raypole.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *