Ansiedad en la infancia. ¿Esto es posible?

ansiedad infancia1La Ansiedad es un problema que afecta a todo tipo de personas sin importar la edad. Cuando un niño empieza a bajar el rendimiento en la escuela, no desea ir a la misma, empieza a aislarse, tiene muy pocas amistades, pasa mucho tiempo encerrado jugando, o padece de insomnio, entre otros, es un síntoma de alerta que es necesario prestar atención porque es el inicio de empezar a tener problemas con la ansiedad.

La ansiedad infantil casi siempre se produce ante una situación de cambio; y no sólo ante los cambios negativos, también se puede sufrir ante cambios positivos. Los motivos puedes ser múltiples, desde la pérdida de un ser querido o la separación o conflicto de los padres hasta un cambio de colegio o de casa. Esta situación de incertidumbre, de novedad y de miedo a lo desconocido, puede desembocar un cuadro de ansioso.

A medida que el niño crece y aumenta su capacidad cognitiva, sus miedos se vuelven algo más elaborados: miedo a imaginarias catástrofes o desgracias, miedo al ridículo y a la desaprobación social, miedo al daño físico. En la aparición de estos miedos tiene mucho que ver el contacto del niño con la escuela, con otros niños y con los profesores. La evaluación de sus habilidades escolares y deportivas y la comparación de éstas con las de los otros pueden preocupar al niño. Cuando en el hogar hay discusiones, insultos constantes, abuso físico, alcoholismo, etc… hace que el niño manifieste síntomas ansiosos o sea diagnosticado mas adelante con un tipo de problema psíquico que requiera medicamento.

Los padres tienen un papel decisivo a la hora de tratar la ansiedad de sus hijos. Tienen que entender por qué sufre ansiedad e intentar mostrar comprensión. Aquí tienes algunos consejos para hacer que tu hijo se sienta más tranquilo y afronte los cambios con menos ansiedad:

1- Habla con él. Pregunta cuáles son sus miedos, sus preocupaciones. Explícale lo que le pasa

2- Llévale a lugares tranquilos, donde pueda relajarse

3- Fortalece su autoestima. No le regañes por tener ese comportamiento

4- No utilices el castigo. Mejor si durante esta etapa utilizas más los refuerzos positivos

5- Incentiva a tu hijo para que realice ejercicio físico

6- Busca ayuda profesional si no consigues eliminar la ansiedad de tu hijo

7-Lea libros de autoayuda, para aprender a disciplinar, estos pueden ser de mucha apoyo.

Recuerde que cierto nivel de estrés es normal; hágales saber que está bien sentir enojo, temor, soledad o ansiedad y que otras personas comparten esos sentimientos; y sobre todo, que siempre tendrá a sus padres ante cualquier problema que les agobie.

Nuestro programa, ayuda a niños y adultos, y es muy fácil de comprender. Aprende más técnicas de como aliviar y controlar la ansiedad, dando CLIC AQUÍ.

 

Referencias

Johana Espinoza, Psicóloga (Centro de Tranquilidad). DSM- IV (Asociación Americana de Psiquiatría). Diatkine R, Valentin E. Las fobias infantiles y algunas otras formas de ansiedad infantil. Ed. Biblioteca Nueva. Lebovia S, Diatkine R, Soulé M: Tratado de Psiquiatría del Niño y del Adolescente. Madrid 1989. Díez C. Clasificación de los Trastornos de Ansiedad. En: Vallejo Ruiloba J, Gastó Ferrer C. Trastornos Afectivos: Ansiedad y Depresión. Ed. Salvat. Barcelona 1991.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *