¿ANSIEDAD POR MORDERSE O COMERSE LAS UÑAS? ONICOFAGIA

unasLos síntomas de la ansiedad pueden generarse a través de diferentes conductas, una de estas puede ser mediante el hábito compulsivo de comerse o morderse las uñas la cual se conoce como Onicofagia. Las personas que se muerden la uñas utilizan esta conducta como método para calmar la tensión, ansiedad, miedo, aburrimiento, frustración o cualquier emoción negativa que con el tiempo se puede acabar convirtiendo en un conducta que surge cada vez en más situaciones y no solo ante emociones desagradables.

El habito nervioso de morderse las uñas, además de afectar la estética de las uñas de los dedos e incluso de los dientes, puede tener consecuencias físicas de interés clínico. Por ejemplo, dolor, heridas e infecciones en los dedos, desgaste y astillamiento de los incisivos centrales superiores, labios cortados, enfermedades en el estomago (cuando se tragan las uñas), deformidad o encarnamiento de la uña, etc.

En cuanto a afectaciones psicológicas, puede generar malestar emocional como tristeza, vergüenza, enfado con uno mismo, etc. Estos aspectos pueden ir acompañados de críticas o burlas por parte de familiares, compañeros de clase o de trabajo y amigos.

El habito de comerse o morderse las uñas muchas veces suele ser una costumbre inconsciente. Sin embargo, existen diversas técnicas que pueden ayudarte en el tratamiento de este problema donde hacemos mención de algunas de ellas:

1- Anotar los momentos en que realizas esta acción: Consiste en registrar las situaciones en que te muerdes las uñas, lo que estas pensando, sintiendo y haciendo en ese momento. Esto ayuda a identificar los desencadenantes del hábito, tanto internos como externos.

2- Mantén las manos ocupadas: Consiste en realizar un sencillo ejercicio que se practica en cualquier lugar, en la oficina, casa, etc. Cada vez que sientas ganas de comerte las uñas, sobre una superficie cualquiera golpea con la yema de los dedos suavemente; este mecanismo además de ayudarte a dejar de morderte las uñas, las fortalece y les dará resistencia.

3- Canaliza tu ansiedad: Es muy importante relajarse física como mentalmente con prácticas de ejercicios de relajación y respiración. Aprende a desviar tu compulsión canalizando tu insatisfacción hacia intereses constructivos.

4- Realizar autocríticas sobre el estado de las uñas: (están feas, quedan horribles, los dedos están deformados, no puedo pintarme como me gustaría, me da vergüenza mostrar mis manos, etc.), con el objetivo que identifiques las consecuencias desagradables que genera la realización de esta acción.

5- Si deseas aliviar tus niveles de ansiedad, y así disminuir este comportamiento inconsciente, únete a nuestro programa dando CLIC AQUÍ.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *