El poder de la “Abrazo Terapia”

Abrazo TerapiaRecuerdo hace 4 años, me encontraba en el quirófano, lista, bueno NO lista del todo, para tener a mí segundo bebe, por medio de una cesárea de emergencia. Es una situación, donde no tienes opción, simplemente debes someterte al procedimiento y ya.

El medico anestesiólogo, me dijo que nunca había visto a alguien tan “descompensado”. Yo temblaba del miedo, como si me estuviese congelando en un tempano de hielo.

Mientras aplican anestesia, uno no se puede mover, y yo solo temblaba y temblaba, mis manos estaban frías, sudadas, mi corazón palpitaba fuerte, y mi respiración muy alterada. Al verme así, el medico decidió que en esas condiciones no me podían poner la anestesia. En este punto, mi dolor y contracciones eran muy intensas.

El protocolo hospitalario indicaba que nadie excepto los médicos y asistentes, debían de estar presentes en el quirófano, durante la aplicacion de la anestesia. Entonces yo estaba sola, en una cama, con doctores queriéndome insertar una gran aguja en mi columna. Para los que no la conocen, aquí se las presento:

epidural

 

 

 

 

 

¿Que que hicieron los doctores al verme tan mal? No tuvieron mas remedio que dejar entrar a mi esposo, como excepción muy especial. En ese momento, el me dio un abrazo suave y reconfortante, me sentí apoyada, y lágrimas empezaron a correr por mis mejillas. Asombrosamente, y literalmente, en cuestión de segundos, deje de temblar, me tranquilice, y hasta mis dolores se calmaron. Fue de esta forma, un poco traumatizante, que me di cuenta del poder que tiene, un “simple abrazo”. Si en esas circunstancias tan extremas, funcióno, imagina como funcionara con las tensiones y problemas del diario vivir!! Hoy en día, la abrazo terapia, es algo que aun practico, luego de un día intenso.

Puedes intentarlo con una mascota, un familiar, hijos, hermanos, compañero (a) sentimental, o con un desconocido compasivo, durante una situación de desesperación.

Ahora ya sabes, a veces, lo único que necesitas es un simple abrazo!!!

Deseas compartir tu historia, sobre ansiedad, pánico o depresión con nosotros? Por favor escríbenos a admin@centrodetranquilidad.com y recibirás nuestro programa de forma gratuita! Más sobre nuestro programa CLIC AQUÍ

Este artículo fue escrito por Rosario González, una madre de 2 hijos que se dedica a bienes raíces. En su tiempo libre, le gusta ver películas de comedia, escuchar música y jugar con sus hijos.

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *