La alimentación ayuda a reducir la ansiedad

Si desayunas bien, comes sanamente y tomas las vitaminas adecuadas; por ejemplo, el omega 3 y el complejo B, tu cuerpo estará en óptimo estado para producir los químicos que necesita. Discute con tu médico o nutricionista sobre un plan alimenticio que te ayude a cumplir con este propósito. Comer balanceadamente, no sólo te hará sentir mejor físicamente, sino también mentalmente; ya que tu cuerpo estará recibiendo de forma natural todo lo necesario.

Algunos alimentos que ayudan en la producción de serotonina (el neurotransmisor que afecta tus niveles de ansiedad) son: pavo, carne, huevos, espinaca, nueces, frijoles, mandarinas, y pastas entre otros. También es recomendable disminuir tu ingesta de estimulantes como: la cafeína, los chocolates y el azúcar, debes consumirlos sólo por la mañana. Comer frutas es una excelente fuente de azúcar natural y muy recomendable.

También debes reducir o eliminar de tu dieta el alcohol, ya que a largo plazo en vez de producir un efecto tranquilizante, motivo por el que generalmente se toma, genera un estado de agitación nerviosa y mayores niveles de ansiedad. Por la noche, antes de dormir, puedes tomar un té de manzanilla con una cucharadita de miel, que estimulará tus niveles de serotonina, y en consecuencia, tus niveles de melatonina, la hormona responsable por inducir el sueño.

Para aprender más sobre tus niveles de ansiedad y los factores que pueden estarla detonando, por favor toma nuestra PRUEBA GRATUITA DE ANSIEDAD.