¿Qué es la Ansiendad?

ansiedad-centro-de-tranquilidad

Te preocupas por todo, cuando realmente no hay de qué? ¿Crees que estás enloqueciendo y has perdido el control de tu vida? Todos son síntomas típicos de ansiedad.

En la actualidad se estima que un 20.5% de la población mundial sufre de algún tipo de trastorno de ansiedad. Sólo en España hay dos millones cuatrocientas mil personas (2,400,000) que sufren de esta condición, y de ellas, un tercio han recibido en cierto momento algún tipo de tratamiento (médico, psicológico o de otro tipo).

La preocupación es normal, y todos nos preocupamos hasta cierto grado; en este caso, la ansiedad tiene una función muy importante relacionada con nuestros instintos de sobrevivencia, ya que nos ayuda a estar a tiempo a una cita o a estudiar para un examen.

Programa-centro-de-tranquilidad

Existe un “trastorno de ansiedad” o “ansiedad generalizada” cuando la preocupación se vuelve excesiva y llega a interferir con el funcionamiento normal de nuestra vida, que surge de forma repentina y deja de centrarse en algún objetivo o situación particular.

La “ansiedad generalizada” es una respuesta emocional muy debilitante que nos afecta de manera física y mental alterando el sistema nervioso. Se puede diagnosticar como una preocupación exagerada, excesiva o irracional cuando ocurre durante al menos 6 meses. Este trastorno puede afectar muchos aspectos de tu vida, trabajo, relaciones personales, la libido, tu manera de socializar y muchos otros aspectos.

Cuando existe un “Trastorno de ansiedad” las sensaciones y pensamientos negativos son de gran intensidad y se suceden de manera reiterada. Las personas con esta condición, se preocupan todos los días y cada día de manera constante, llegando a desarrollar síntomas físicos muy desagradables como tensión muscular, fatiga, insomnio, ritmo cardíaco acelerado, sensacion de deshidratacion, resequedad en la boca y ojos, náuseas, hiperventilacion, dificultad para respirar, dolores de cabeza, mareo, sudoración, entre otros. Son múltiples las causas de estos trastornos, por ejemplo: determinados eventos que afectan tu vida, factores biológicos/genéticos y/o estrés cotidiano, por mencionar algunos.


Referencias: Ansiety Disorder Association of America Wikipedia, The Handbook of Clinical Adult Phycology, 1998 CHECK

Aprende más!

Los síntomas de la “Ansiedad o Pánico” pueden ser muy frustrantes y aterradores, pero son sólo eso, SINTOMAS, el resultado de mantenerse en el estado de ansiedad constante.

 Algunos síntomas son meramente cognitivas o de comportamiento como:

  • Tener pensamientos negativos recurrentes.
  • Ver el mundo como un lugar más peligroso y aterrador de lo que realmente es.
  • Sentir que estamos fuera de la realidad y ver todo como en un sueño.

Continuar leyendo..

Las causas de la “ansiedad generalizada” pueden ser varias o simplemente sin ninguna razón lógica. De hecho, los científicos aún no han podido definir una causa exacta, pero algunos de los factores que pueden influenciar su desarrollo son:

  • Factores biológicos hereditarios (otros familiares la sufren).
  • El ambiente familiar en que creciste.
  • Desbalances en nuestros neurotramisores por falta de sueño, no comer apropiadamente o por excesivos niveles de estrés.

Continuar leyendo..

Aveces la ansiedad que estamos viviendo es tan fuerte que perdemos TODO control en nuestra vida, lo cual nos puede hacer caer muy fácilmente en estados depresivos, porque sentimos que no funcionamos de manera normal y que hay un problema con nosotros.

Las personas ansiosas comúnmente atraviesan estados de depresión, y es importante saber que la ansiedad y depresión son distintas ; aunque en ocasiones los síntomas pueden ser similares a los de otras enfermedades como: nerviosismo, insomnio o desinterés general. Cada desorden conlleva sus propias causas emocionales, y hay evidencias de que una condición puede generar otra.

Continuar leyendo..

Sentimos el trastorno de pánico cuando nos inunda una sensación de terror o pavor exagerado, que nos produce síntomas físicos aterradores, e incluso, nos pueden hacer pensar que vamos a morir. Por lo general, cuando no comprendemos lo que nos sucede queremos ir al hospital porque pensamos que nos dará un infarto cardiaco, no podremos respirar o nos desmayaremos.

Un ataque de pánico es consecuencia directa de la ansiedad magnificada a su máxima expresión. Pueden iniciarse experimentando altos niveles de ansiedad o por algún evento traumatico que haya ocurrido en nuestras vidas.

Si en algún lugar o situación tenemos un ataque de pánico, luego nos da temor repetir la experiencia porque asumimos que nuevamente nos dará un ataque. Se convierte en un círculo vicioso de pánico y nos volvemos aprensivos, limitándonos a aquellas actividades que podemos realizar con tranquilidad.

 

Continuar leyendo..