¿TE SIENTES SIEMPRE CULPABLE DE TODO?

culpable¿Quién no se ha sentido culpable en su vida? La culpa nace del ideal que traemos dentro de nosotros de lo que es correcto o es incorrecto, de lo que es nuestro deber hacer o de lo que no debemos hacer. Sentirse culpable conlleva a un malestar que puede ser demoledor y genera ansiedad, depresión, trastornos alimenticios, adicciones, etc.

La culpa no siempre es negativa, ya que con frecuencia promueve arrepentimiento, cambios en la conducta futura y sentimientos de empatía. Sin embargo, al mismo tiempo puede convertirse en un problema cuando es improductiva y no ayuda a cambiar conductas.

Las personas que tienden a auto culpabilizarse de forma frecuente sienten un importante malestar emocional, desprecio por sí mismo, desvaloración, etc. Estos sentimientos se asocian a un elevado nivel de auto exigencia, perfeccionismo, obsesividad y tristeza, además de un nivel bajo de autoestima.

Nadie es perfecto, solo queda asumirlo y seguir adelante; sabiendo que nadie puede con tanta carga , no podemos caerle bien a todo el mundo, y por ello, no debemos torturarnos psicológicamente.

Te dejamos algunos consejos que podrían ayudarte a mejorar tu estado de ánimo y percepción real de la situación:

1- Debes reconocer ante ti mismo cualquier error, que no fue intencional, que eres humano y sí, a veces te equivocas, eso está bien y es inevitable. Este paso es fundamental, para que puedas perdonarte a ti mismo.

2- Con la culpa, las personas con frecuencia sienten vergüenza por algo que hicieron o dejaron de hacer. No seas tan duro contigo mismo.

3- Expresa afirmaciones diarias: Emplear este método puede ayudarte a restaurar tu sentido de valor propio y autocompasión, lo cual con frecuencia se ve menoscabado por la vergüenza y la culpa. Desarrolla la compasión todos los días diciendo, escribiendo o pensando afirmaciones. “Soy una buena persona y merezco lo mejor a pesar de mis acciones o inacciones pasadas».

4- Finalmente te será muy útil observar y entender el daño que te haces culpándote, y así procuras que no ocurra otra vez. Aprender todo lo que sea posible de la situación, y seguir adelante.

UNETE A NUESTRO PROGRAMA, que te ensenara tecnicas para controlar tu ansiedad, como aumentar tu autoestima y como llenarte de motivacion. Para mas informacion:  CLIC AQUI

 

Referencias:

Johana Espinoza, Psicóloga (Centro de Tranquilidad). Bandura, S. (1986). Pensamiento y Acción. Barcelona: Martínez-Roca,1987. El sentimiento de culpa en Nietzsche Y Freud. Lluis Pifarrè Clapès, Barcelona, 2005.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *