Ansiedad bajo control

¿Trabajas desde tu casa? Te compartimos recomendaciones muy prácticas para mantener la ansiedad bajo control.

Sin duda alguna, este año ha sido un año de muchos cambios y retos para todos – tanto a nivel profesional como personal. Nadie se hubiese imaginado el 1ero de Enero que este año estaría marcado por una pandemia global que literalmente nos movería el piso a todos.

 Uno de los cambios mas significativos que se dieron es el traslado de la oficina al hogar, o bien dicho: el “teletrabajo”. Gracias a esta opción, muchas personas pudieron continuar con el desempeño de sus labores pero el impacto a nivel emocional puede que haya sido gigantesco.

Primero, porque prácticamente de la noche a la mañana hubo una ruptura en tu rutina diaria. Eso causa ansiedad en la gran mayoría de personas. Ni se diga de las implicaciones que conllevan tratar de trasladar el trabajo a la casa. Entonces ¿Cómo hacer del teletrabajo una experiencia más positiva y que no genere tanta ansiedad?

Algunas recomendaciones importantes son:

  1. Espacio: Ubica un espacio en tu casa que se convertirá en tu “Oficina temporal”. Preferiblemente que sea fuera de tu habitación para que no estés tentado a acostarte o distraerte con la televisión. Ideal si tienes un espacio en el que puedas estar “aislado” del día a día de tu casa – pero si esto no es posible, separar un espacio en la mesa del comedor y tratarlo como escritorio bastara. La idea es que sea un espacio donde el enfoque principal será el trabajo.
  2. Aseo personal: Es importante que mantengas tu higiene personal como si fueras al trabajo. Bañarte temprano, peinarte, ponerte ropa limpia y bonita hará que tu semblante – y tu actitud – mejoren.
  3. Tiempo: Es de suma importancia establecer horarios y respetarlos. No es lo mismo un ambiente de oficina donde saludas cordialmente a tus colegas, pasas a desayunar con algún amigo, y te despejas caminando de la entrada a tu oficina o cubículo. Al trabajar desde casa: donde saltas de la cama al comedor o escritorio y “arrancas” sin esa interacción social directa. Un horario te permitirá hacer quiebres en el día para interactuar socialmente con otras personas (aunque sea por medio de videollamadas, el salirte brevemente del contexto laboral te permitirá relajarte).

También es importante tomarte el tiempo correcto para tomar tu desayuno, almuerzo y los minutos de café igual al que estabas acostumbrado cuando ibas a tu centro de trabajo. Aprovechando que estás en casa, toma el desayuno en tu patio – en otro ambiente que no sea el que has establecido como tu oficina en casa. Evita comer viendo el celular. Aprovecha el momento para saborear los alimentos, para despejar tu mente y pensar en positivo.

  • Movimiento: Es importante que cada cierto tiempo, tengas una rutina para moverte. Puedes ir a dar una vuelta a la manzana, salir a dar unas vueltas a tu patio, o poner una canción que te encante y bailar mientras la escuchas. Bailar libera el estrés y bajara tu nivel de ansiedad.
  • Hidratación: Es importante mantener tu cuerpo hidratado en todo momento. Mantén un vaso de agua y toma a lo largo del día.

Recuerda que miles de personas están en tu misma situación. No te perturbes si durante una llamada tu perro ladró o tu hijo salió a buscarte y todos en la llamada escucharon su grito de saludo. Honestamente: estos son los nuevos gajes del oficio, parte incluso de la “nueva normalidad”.

Y recuerda- ¡no estás solo! Si necesitas apoyo adicional, no dudes en unirte a nuestro programa, puedes encontrar mayor información haciendo “CLICK AQUÍ”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *